Tags

Dar la presencia deseada a cada habitación o ambiente dentro de una infraestructura va más allá de la selección de colores o del mobiliario, se trata de armonizar todos los elementos en un mismo concepto que ha sido pensado para comunicar valores referentes a la imagen de una marca. Un estudio de interiorismo es el mejor lugar para asesorar sobre esta materia.

Partiendo de lo anterior, el primer paso es saber cuál será el uso de los espacios y para quien están destinados, pudiendo tratarse de clientes o de los propios trabajadores de la empresa. Y cuando este punto está bien determinado, es momento de entrar en contacto con los expertos en decoración que darán forma a cada una de las ideas que tengas en mente.

Por supuesto que la composición de colores debe guardar cierto nexo con los que usa tu marca, ya sea de forma evidente o solo en algunos detalles. Igualmente el estilo del mobiliario que estará complementando la composición de cada habitación, para crear esa armonía que se traducirá en el agrado visual de todo el que lo visite.

Cuando de texturas o materiales se trata, existe una gama entre la cual se puede elegir la más idónea partiendo desde aquellos que expresan calidez y naturaleza hasta los que presentan superficies artificiales y lisas. Claro está, que la asesoría profesional es necesaria para llevar lo mejor al proceso de decoración en curso.

De alguna forma, todos los objetos, estructuras y colores deben seguir un hilo conductor previamente pensado, este también es un lenguaje a partir del cual la marca se expresa y transmite su identidad de cara a su audiencia.

Si te has preguntado cómo hacen tus competidores para lograr diferenciarse a través de los ambientes creados en sus establecimientos, has hallado la respuesta en este artículo. Es hora de aplicar esta solución para tu propio beneficio, mucho éxito.

 

Estudio de interiorismo

Advertisements