Tags

En el entorno laboral las diferentes actividades hacen que los trabajadores deban trasladarse de un lado a otro, muchas veces apurados y sin fijarse bien de las superficies, escalones o señalizaciones presentes en el camino. Con el tiempo cada uno va adaptándose para evitar accidentes, pero lo cierto es que el material antideslizante es crucial en cualquier lugar.

La seguridad laboral tiene dos actores fundamentales, por un lado la empresa debe garantizar las condiciones óptimas para el normal desenvolvimiento de las tareas de sus trabajadores, evitando así riesgos de enfermedad o lesiones en el proceso. Y por el otro, los trabajadores deben estar atentos al seguimiento de los protocolos de seguridad en cada espacio de trabajo.

Se puede pensar que los riesgos de lesiones o enfermedades ocurren solo en aquellos contextos en los que el aire libre puede intervenir o en el que existe maquinaria pesada operando sin parar, presencia de agentes químicos o materiales pesados. Lo cierto es que en la oficina también hay varios factores que se han de considerar en materia de seguridad.

Independientemente del caso, además de la dotación de material de protección y la revisión constante de las condiciones del entorno como la suficiencia de luz para el trabajo, el control sobre las superficies y pavimentos potencialmente resbalosos es necesario, pues está comprobado que la mayor incidencia de accidentes en el trabajo ocurre a partir de resbalones.

Ello evidentemente implica faltas o bajas del personal de 3 días o más, algo que afecta al trabajador en primer lugar, y en segundo, a la productividad de la división o del área donde se desempeña. Hay que asegurarse de que el suelo se encuentre totalmente liso y además que haya sido revestido con el material adecuado que elimine la posibilidad de resbalarse en él.

Es así como existen empresas que pueden ayudarte a mitigar este riesgo potencial y dotar de las mejores condiciones del entorno laboral.

 

antideslizante

Advertisements